Tocando el cielo

Me da vértigo ver como pasan las semanas… demasiado rápidas! Ya estamos en Febrero! pero contenta porque eso significa que al estar ocupada con mil cosas al día, estás en activo.

Se están animando las fechas de conciertos. Empiezo ahora en Febrero… os informaré de las fechas en la web. Que ganitas de conciertos! y mas aún de disco, canciones nuevas… espero que pronto… lo deseo tanto o más que vosotros.

Este fin de semana me apetecía un poco de naturaleza, respirar aire puro y disfrutar del río y su vegetación. Fuí a pasear durante una horita y media y me quedé nueva. Os dejo fotito del día.

Caminando me puse a recordar mi subida a la “Cuesta del cielo” Hacía años que no iba a una excursión. Creo que desde que no era conocida. El gimnasio donde entreno a diario organizó una excursión al pico más alto que hay cerca de  Nerja a 1.502m de altitud en la Sierra de Tejeda. Aunque no conocía a la mayoría de la gente, mi entrenador me animó a ir y la verdad es que me apetecía vivir la experiencia y ver si era capaz de subir hasta arriba!!! Pensaba que no sería capaz de hacerlo.

Preparé mi mochila con mi bocata, mi botella de agua,chocolate…y al lío. Fue espectacular. El paisaje, el silencio de la montaña, el aire puro. Me costó subir eh!!! mucha subida y un miedito cuando ascendíamos por el último tramo  hacia el pico. Uno de tras del otro en fila por una vereda estrecha y rocosa. Mirar hacia abajo era un reto. UFF que vértigo!!!

Una vez arriba fue impresionante. La sensación de verte tan cerca del cielo y la satisfacción personal de decir, “lo conseguí”.

Tocaba comer el bocata, hacer fotos y volver a bajar. Yo pensaba que bajar sería más fácil y costaría menos!!! Pues no!!! Fue lo peor!!!

No podía dejar de mirar el terreno por el que pisaba. Se me iban las piernas solas y tenía que controlar la velocidad de bajada. Que miedito pasé y ya os podréis imaginar las agujetas que tuve durante varios días, pero aunque no lo parezca lo disfruté muchísimo aunque en mi mente no cabe volver  a subir, je, je, aunque como dice el refrán…”Nunca digas de este agua no beberé”

Ya puedo decir que yo subí a la “Cuesta del cielo”

A los que os apetezca y os guste desconectar con la naturaleza os lo recomiendo. En mi Nerja natal.

¿lo que aprendí? NUNCA DIGAS NO PUEDO

Os dejo algunas fotos de la subida.

Que tengáis buena semana!!!

Un besazo,

Nuria F.